¿Cómo despinchar una bicicleta fácilmente?

¿Te ha pasado que estás montando bicicleta y justo te pinchas en el lugar más lejano del taller de bicis? Pues bien, si estás montando en una carretera de un pueblo lejano o estás en medio de un bosque, más te vale saber despincharte porque si no estarás en grandes problemas.

En bicingo hemos hecho un tutorial de tan sólo 5 pasos para que aprendas de una vez por todas a despinchar una bicicleta fácilmente, así que quédate y presta atención.

Herramientas necesarias:

  • Inflador.
  • 2 palancas para desmonte de llanta.
  • Stickers adhesivos o parches con pegamento.
  • 1 Trozo de lija.

Paso 1: Voltea tu bicicleta de manera que esta quede sostenida sobre el sillín y el manubrio, si la pinchada es la llanta delantera sólo tendrás que sacarla alzando la palanca de sujeción (palanca ubicada en el centro de la llanta, ver la imagen 4) y desapretando un poco de ambos lados hasta que puedas sacar la rueda. Si es la llanta trasera tendrás que poner la cadena lo menos tensionada posible para esto usa los cambios y los pedales para poner la cadena en el plato más pequeño y de igual manera en el piñón más pequeño (ver imagen 2 y 3) y por último saca la llanta alzando la palanca de sujeción (ver imagen 4) y desapretando un poco de ambos lados hasta que puedas sacarla.

Paso 2: Una vez tengas la llanta pinchada afuera procede a insertar las dos palancas para desmonte en la parte superior de la llanta dentro del rin y levántalas de manera que la parte interna de la llanta quede visible (ver imagen 1), luego recorre toda la llanta con la palanca derecha por dentro mientras sostienes la izquierda en la misma posición hasta que la llanta esté por fuera del rin (ver imagen 2 y 3), después de esto saca el neumático y procede a inflarlo (ver imagen 4).

Paso 3: Ahora tienes que encontrar dónde está la fuga de aire de tu neumático, idealmente usa agua y jabón (ver imagen 1), pero si no tienes esto a la mano puedes valerte de tu oído, tacto o incluso de tu saliva. Primero recorre el neumático con tu mano y donde sospeches que hay una fuga procede a echarle agua con jabón o saliva, si se hace una burbuja ¡lo encontraste! (ver imagen 2) si no sigue buscando, igual es probable que hayan varias fugas así que unta agua y jabón donde consideres, el gusanillo es un lugar común por donde escapa el aire, revísalo también (ver imagen 3). Cuando detectes la fuga o varias de ellas procede a marcarlas con un lápiz blanco o algo similar (ver imagen 4) y por último desinfla el neumático presionando sobre el “botón” que se encuentra dentro del gusanillo (ver imagen 3).

Paso 4: Toma el trozo de lija y frótala muy bien sobre la zona marcada y sus alrededores, hazlo hasta que sientas la textura del neumático diferente, pero tampoco te excedas, esto sólo se hace para que el pegamento de los parches pegue bien (ver imagen 1 y 2). En este caso tenemos parches stickers que son los más comunes (aunque no tan recomendados como los que traen el pegamento aparte). Luego sin tocar mucho el sticker por debajo para que no pierda su pega procede a ubicarlo en la zona lijada y hazle buena presión por unos minutos (ver imagen 3). Por último infla el neumático para verificar que el sticker quedó bien pegado (ver imagen 4), si fue así, desinfla de nuevo el neumático presionando dentro del gusanillo.

Paso 5: Para finalizar revisa con tu mano con mucho cuidado dentro de la llanta para verificar que el clavo o chuzo no esté ahí todavía y no nos vuelva a pinchar el neumático, hecho esto introduce el neumático desinflado dentro de la llanta empezando por el gusanillo que se introduce en el orificio del rin (ver imagen 1) y después mete la parte interna de la llanta por dentro del rin, de modo que quede como cuando comenzamos (ver imagen 2), infla la llanta y móntala ubicando la cadena en el piñón más pequeño. Por ultimo aprieta el sistema de la palanca de sujeción de la llanta de ambos lados y hazle fuerza para que quede cerrada como cuando empezamos, si no cierra significa que apretaste mucho de ambos lados, regula hasta que la palanca quede cerrada (ver imagen 4), verifica que la llanta quedó bien puesta y ¡listo!

Esperamos te haya servido este fácil paso a paso de cómo despinchar tu bici fácilmente para que cuanto te pinches lejos de un taller, tengas las herramientas y el conocimiento para continuar con tu aventura.

Gustavo Marín

Equipo de bicingo