Herramientas indispensables para llevar en tu bici

Antes de salir en la bicicleta es primordial dedicar unos minutos a revisar el estado general, como el aire de los neumáticos, que la cadena este bien lubricada, llenar la caramañola y llevar el kit de herramientas básicas. Esto se debe hacer siempre, así sean paseos cortos, ya que todo esto puede prevenir accidentes o estar preparados ante una dificultad en las calles.

No es fácil elegir que llevar en nuestro bolso cuando salimos a montar en la bici, ya que a veces vemos personas con bolsos tan grandes y pesados u otros con un bolso pequeño solo para el celular. Pero, ¿entonces qué se debe llevar para estar preparados?

El objetivo es poder ser autosuficiente durante el recorrido si nos llega a pasar alguna falla, ya que muchas veces no tenemos cerca un lugar en donde nos puedan ayudar.

Herramientas para llevar en nuestras salidas en bici – Kit de supervivencia

Es fundamental disponer de kit básico para la bicicleta, lo cual nos ayudara a salir de apuros, como reparar un pinchazo, arreglar la dirección, organizar la cadena, son algunos de los ejemplos cotidianos que pueden pasar.  Para poder solucionar estos inconvenientes es probables que necesites algunas de estas herramientas:

  • Bomba de aire: Es indispensable para cualquier ciclista y en cualquier salida. Llevar una bomba de aire mecánica, te va a permitir solucionar un pinchazo o inflar una de tus ruedas que estén bajas de aire.Estas herramientas han mejorado tanto, que ya vienen en tamaños más prácticos para llevar.
  • Multiherramientas: Es un mix de llaves y herramientas que va poder hacer tu recorrido más cómodo. Estos incluyen: bristol, allen o hexagonal, extractor de cadena, palancas de neumáticos, destornilladores, llaves de radios y gancho.
  • Neumático y parches:  Siempre es recomendable llevar un neumático de repuesto, al igual que un kit de despinche que incluya lijas, parches y pegamento.
  • Un trapo: Aunque parezca extraño, es importante llevarlo para poder limpiarnos, después de quedar engrasados por la cadena o por algún otro arreglo. Además, sirve para envolver las herramientas dentro del bolso, de esa manera evitamos que se golpeen.

¿Dónde guardamos todo eso?

Existen bolsos prácticos y de buen diseño que se pueden poner debajo del sillín, lo cual será más práctico y cómodo para nuestro recorrido en la bici.

También, recuerda utilizar la portacaramañola, así evitas cargar otro bolso para llevar tu bebida, si no que la llevas en la bicicleta y así no pierdes tiempo parando, si no que puedes disponer de ella en cualquier momento.

Si deseas adquirir productos para tus salidas en la bici, visitanos en nuestra tienda de mercado libre:

https://www.mercadolibre.com.co/perfil/BICINGO

Daniel Galeano

Equipo de Bicingo

Consejos para lavar adecuadamente tu bicicleta

Lavar la bicicleta no solo debe ser importante por su parte estética, si no por toda la suciedad que le queda cada vez que salimos hacia al trabajo, ciclovia o a realizar alguna ruta, entonces todo eso que acumula en el camino se debe retirar, para así evitar que su vida útil se acorte. También, la limpieza ayuda a tener un mejor rendimiento de sus partes, ya que le permiten fluir más acorde. Por ejemplo, si en una ruta se le acumula barro en la transmisión, el rendimiento puede descender.

¿Qué necesitamos para lavarla?

Lo más indispensable es contar con agua y jabón desengrasante, además de 2 trapos (de microfibra), uno de ellos es para retirar la suciedad y otro para secarla. También, lubricante y un cepillo, para los discos y los rines.

Marco y luego la ruedas

Primero se debe empezar por el marco y las ruedas, ya que son las partes más resistentes de la bicicleta, además de las partes que más se ensucian.

  • Para limpiar el marco y las ruedas, realiza la mezcla de jabón y agua. Recuerda no ponerle la manguera a presión, ya que esto podría estropear los cambios y la suspensión. Además, del gasto de agua que se genera.
  • Pasa por todas las zonas uno de los trapos, para ir retirando toda la suciedad.

Partes mecánicas

  • Las partes como cadena, frenos y caja de cambios se deben limpiar con precaución. Evitando quitarles la grasa que por necesidad tienen. A menudo, estas partes lo que necesitan es ser lubricadas. 
  • En especial la cadena, se puede limpiar con el trapo o con un cepillo, se le dan algunos pedales para que giren y así se pueda limpiar mejor.
  • Limpiar el cassette, el desviador, el plato y los piñones es limpiar el alma de nuestra bicicleta. Se debe aplicar un desengrasante y luego pasarle un cepillo.
  • Luego, de estar limpias, se pasa a engrasar la cadena y todo lo que corresponde a la transmisión.
  • Es importante tener en cuenta que no se debe dejar que la bicicleta se seque por sí misma, para ellos utilizamos el segundo trapo, para secarla nosotros mismos.

El sillín y accesorios

  • Si está muy sucio se le puede aplicar alcohol y limpiar con un algodón. Si no, se limpia con un poco de agua y jabón.
  • Los accesorios como casco, zapatos, guantes, entre otros se deberían lavar después de usarlos si es necesario. Es indispensable, tener en cuenta si son modelos lavables, por ejemplo, con el casco ya que si no, se le puede pasar un trapo con alcohol.

¿Cada cuánto se debe lavar la bicicleta?

No solo es vital encontrar un lugar para guardar la bicicleta, si no le vamos a dedicar tiempo para limpiarla, pues la acumulación de barro, sudor, lluvia, arena e incluso la sal en zonas cercas al mar, puede causar deterioro a corto o largo plazo. También, puede aparecer oxido en algunas partes de la bicicleta, por ello es indispensable pode realizarle una limpieza ligera tras cada uso y una más exhaustiva periódicamente.

Por último, se debe tener presente el mantenimiento de la bicicleta, tanto por el cuidado de la bicicleta como por nuestra seguridad al utilizarla.

Si deseas adquirir productos para tus salidas en la bici, visitanos en nuestra tienda de mercado libre:

https://www.mercadolibre.com.co/perfil/BICINGO

Daniel Galeano

Equipo de Bicingo

¿Cómo despinchar una bicicleta fácilmente?

¿Te ha pasado que estás montando bicicleta y justo te pinchas en el lugar más lejano del taller de bicis? Pues bien, si estás montando en una carretera de un pueblo lejano o estás en medio de un bosque, más te vale saber despincharte porque si no estarás en grandes problemas.

En bicingo hemos hecho un tutorial de tan sólo 5 pasos para que aprendas de una vez por todas a despinchar una bicicleta fácilmente, así que quédate y presta atención.

Herramientas necesarias:

  • Inflador.
  • 2 palancas para desmonte de llanta.
  • Stickers adhesivos o parches con pegamento.
  • 1 Trozo de lija.

Paso 1: Voltea tu bicicleta de manera que esta quede sostenida sobre el sillín y el manubrio, si la pinchada es la llanta delantera sólo tendrás que sacarla alzando la palanca de sujeción (palanca ubicada en el centro de la llanta, ver la imagen 4) y desapretando un poco de ambos lados hasta que puedas sacar la rueda. Si es la llanta trasera tendrás que poner la cadena lo menos tensionada posible para esto usa los cambios y los pedales para poner la cadena en el plato más pequeño y de igual manera en el piñón más pequeño (ver imagen 2 y 3) y por último saca la llanta alzando la palanca de sujeción (ver imagen 4) y desapretando un poco de ambos lados hasta que puedas sacarla.

 

 

Paso 2: Una vez tengas la llanta pinchada afuera procede a insertar las dos palancas para desmonte en la parte superior de la llanta dentro del rin y levántalas de manera que la parte interna de la llanta quede visible (ver imagen 1), luego recorre toda la llanta con la palanca derecha por dentro mientras sostienes la izquierda en la misma posición hasta que la llanta esté por fuera del rin (ver imagen 2 y 3), después de esto saca el neumático y procede a inflarlo (ver imagen 4).

 

Paso 3: Ahora tienes que encontrar dónde está la fuga de aire de tu neumático, idealmente usa agua y jabón (ver imagen 1), pero si no tienes esto a la mano puedes valerte de tu oído, tacto o incluso de tu saliva. Primero recorre el neumático con tu mano y donde sospeches que hay una fuga procede a echarle agua con jabón o saliva, si se hace una burbuja ¡lo encontraste! (ver imagen 2) si no sigue buscando, igual es probable que hayan varias fugas así que unta agua y jabón donde consideres, el gusanillo es un lugar común por donde escapa el aire, revísalo también (ver imagen 3). Cuando detectes la fuga o varias de ellas procede a marcarlas con un lápiz blanco o algo similar (ver imagen 4) y por último desinfla el neumático presionando sobre el “botón” que se encuentra dentro del gusanillo (ver imagen 3).

Paso 4: Toma el trozo de lija y frótala muy bien sobre la zona marcada y sus alrededores, hazlo hasta que sientas la textura del neumático diferente, pero tampoco te excedas, esto sólo se hace para que el pegamento de los parches pegue bien (ver imagen 1 y 2). En este caso tenemos parches stickers que son los más comunes (aunque no tan recomendados como los que traen el pegamento aparte). Luego sin tocar mucho el sticker por debajo para que no pierda su pega procede a ubicarlo en la zona lijada y hazle buena presión por unos minutos (ver imagen 3). Por último infla el neumático para verificar que el sticker quedó bien pegado (ver imagen 4), si fue así, desinfla de nuevo el neumático presionando dentro del gusanillo.

Paso 5: Para finalizar revisa con tu mano con mucho cuidado dentro de la llanta para verificar que el clavo o chuzo no esté ahí todavía y no nos vuelva a pinchar el neumático, hecho esto introduce el neumático desinflado dentro de la llanta empezando por el gusanillo que se introduce en el orificio del rin (ver imagen 1) y después mete la parte interna de la llanta por dentro del rin, de modo que quede como cuando comenzamos (ver imagen 2), infla la llanta y móntala ubicando la cadena en el piñón más pequeño. Por ultimo aprieta el sistema de la palanca de sujeción de la llanta de ambos lados y hazle fuerza para que quede cerrada como cuando empezamos, si no cierra significa que apretaste mucho de ambos lados, regula hasta que la palanca quede cerrada (ver imagen 4), verifica que la llanta quedó bien puesta y ¡listo!

Esperamos te haya servido este fácil paso a paso de cómo despinchar tu bici fácilmente para que cuanto te pinches lejos de un taller, tengas las herramientas y el conocimiento para continuar con tu aventura.

 

Gustavo Marín

Equipo de bicingo